CAMBIO DE COLE

Un cambio de cole puede producirse por razones laborales, familiares o simplemente un cambio de vivienda. La familia y el colegio son los grandes grupos sociabilizadores del  niño. Cambios en cualquiera de los dos, les generan el estrés y la ansiedad  propios de la incertidumbre.

Una vez tomada la decisión, habrá que plantear la transición de la manera menos “traumática” posible. Aquí tienes algunas pautas para conseguirlo:

Sólo comunicaras el cambio cuando tengas fecha de ejecución. Si no está claro el traslado o no han adjudicado todavía la plaza en el nuevo centro o simplemente es un plan que has comentado sin que haya nada en firme, espera.

  • Cuéntale el plan cuando ya no quede ni mucho, ni poco tiempo para llevarlo a cabo. Los niños llevan mal la espera y la noticia anticipada, puede suponer una fuente de estrés gratuita. Busca un momento tranquilo en el que no haya que salir corriendo, evita distracciones tipo móvil, tv, pc etc. Y pide que te atienda, porque tienes que contarle algo muy importante.
  • Dale todos los datos que su edad le permita entender. Cuéntale la razón del cambio, a dónde iréis, donde viviréis y cuál será su colegio. Déjale que te cuente lo que opina y cómo se siente.
  • Permítele que proteste,  que te ruegue que no lo hagas (el miedo habla por ellos). Di que le entiendes, que los cambios también son complicados para ti pero que todo va a ir bien. Recuerda que a los hijos la rutina (e ir al colegio lo es) le dan seguridad. Con el cambio se sienten inseguros, miedosos ante lo desconocido. Por muy atractivo que se lo pintemos.
  • Llévale a visitar el nuevo entorno. Enséñale el colegio, si entrena muéstrale donde podrá hacerlo tras la mudanza, la casa nueva e incluso propón hacer algún plan juntos del tipo: podremos jugar al tenis en el club de al lado de casa. También puedes  recurrir a internet: una visión del barrio nuevo, la página con las actividades del nuevo centro.
  • Implícale en tareas como: embalar sus cosas e ir pensando cómo va a organizar su habitación. Preparar  los libros y el material escolar, que te acompañe a ver las nuevas instalaciones.
  • Prepara una fiesta de despedida con los amigos anteriores y centra tus energías en que haga nuevos amigos (invita a una merienda, anímale a quedar en sitios donde suelen estar los chicos, haz por quedar con los padres de sus amigos…)

En breve, porque los niños se adaptan rápidamente, estará encantado. ¡Vamos! que probablemente os cueste más a vosotros que a él encontrarse a gusto en la nueva situación.

La vida es cambio y saber enfrentarlos es una habilidad necesaria para su adaptación a la vida real. Porque si no correrán el riesgo de convertirse en una persona rígida y ansiosa. Un nuevo cole le enseña cómo enfrentar los cambios sin que su ansiedad le paralice e impida avanzar.

Author: admin

Share This Post On

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This