CREATIVIDAD

Los niños son la creatividad personificada gracias a su imaginación y curiosidad. Solo hay que ver el uso de un palo “como si” fuera un cetro de superpoderes. El borde de la acera “como si” fuera una autopista. Qué decir cuando destripan un juguete “como si” fueran ingenieros. Pura creatividad a través del juego “como sí…”

 

La creatividad les enseña, entre otras cosas, a generar múltiples alternativas a una misma cuestión. Habilidad fundamental para resolver problemas de adulto. Esto es, el mismo palo que ahora es una espada de piratas, al rato se convierte en un micrófono y al final de la tarde, es “como si” fuera un bastón. Para desarrollar el torrente creativo que poseen, los tenemos que proporcionarles un entorno estimulante donde se valore la curiosidad, la imaginación, la espontaneidad y la experimentación.

Algunos consejos para favorecer estos aspectos:

  • Olvídate de la limpieza: deja que se ensucien y manchen, disfrutaran mucho más del juego.
  • Anímales a que pinten, modelen y construyan a su manera: sin corregirles o criticarles. Si no se ajustan a lo establecido como pintar el mar verde o marrón cuando es azul ¡mejor que mejor!
  • Dale importancia a lo que crean: Expón sus obras en  la nevera o en el corcho de su habitación. Muestra interés y alaba su imaginación.
  • Promueve que inventen: obras de teatro, disfraces, inventar historias, cantar, bailar etc. Cualquier actividad que creen desde cero.
  • Alíate con las TIC: películas, fotos, construcciones, diseños, entre otras, son opciones que aumentan su creatividad.
  • Facilítales experiencias nuevas: llévales al teatro, museos, exposiciones.
  • Convierte la cocina el domingo por la tarde en un taller de manualidades: con ceras gruesas, pintura especial para usar las manos, plastilina que desarrolla también la motricidad fina. Para los más mayores lápices, rotuladores, acuarelas, cartulinas, pegatinas, materiales reciclados, papel de regalo, tubos de cartón, tetra brik, cajas de quesito etc.

No olvides que puedes sugerir, mostrar caminos, nunca dirigir el juego. La creatividad exige también un tiempo de reflexión, concentración e introversión. No tiene que ir unido a la inteligencia, pero la ejercita. Aprovechemos cualquier ocasión para desarrollar su creatividad.