NEGOCIAR

Negociar implica llegar a un consenso en el que cada uno obtendrá lo que desea del otro y/o de la situación (esta es la parte que más te gusta seguro) y  cederá en función de las peticiones del otro (esta es la que más te costará). En la práctica lo descrito implica p.e: que hoy irás con tus amigos a la cena que tanto te apetece sin encontrar ningún reproche en casa y a cambio sonreirás cuando hagas las cenas de la semana que viene, mientras tu pareja entrena para la maratón que tanto le apetece ir.

Si quieres negociar, apunta que sólo funciona si dejamos de lado ideas del tipo: “ya se ha salido con la suya”, “lo hace solamente para jorobarme”, “en realidad lo único que le importa es su maratón, ya quisiera que me dedicara la mitad del tiempo que le dedica a correr”.

CUÁNDO VAYAS A NEGOCIAR RECUERDA QUE:

  • Llegar a un acuerdo parcial significa ceder, reconocer que el otro también puede tener parte de razón.
  • Implica admitir errores o equivocaciones.

 

GUÍA PARA APRENDER A NEGOCIAR:

  1. Qué quieres decir: describe la situación que te genera mal estar, en primera persona y en presente. Evita sacar del “baúl de los recuerdos” los reproches del pasado.

DESBLOQUEA: “Me enfada que te vayas con los amigos sin haber ordenado tus cosas antes”

BLOQUEA: ” Siempre lo mismo. Eres un vago y un egoísta que no piensa más que en la juerga. Te da igual mi               cansancio.”

2. Cómo lo quieres decir: 

  • Hablar en primera persona.
  • Describir como te sientes.
  • Pedir un cambio de conducta.

DESBLOQUEA : “Me pone de mal humor  que no friegues tu taza después del descanso del café porque el orden           del office nos corresponde a todos los trabajadores y alguien tiene que fregarlo por ti. Podemos hacer turnos y             repartir los días que friegas tú y cuando me corresponde a mi.”

BLOQUEA : “Todos lo días lo mismo, eres un desordenado y nos tenemos que hacer cargo de lo que tú no                     haces”.

3. Cuando decirlo

Encontrar el momento adecuado para negociar es una habilidad. Elegir un sitio neutro para expresar nuestra            queja y buscar una solución es una buena clave. “Cuando acabes lo que estas haciendo me gustaría hablar contigo        ¿podrías dedicarme un tiempo?.

No importa si al negociar no llegas a un acuerdo, habrás sentado las bases para poder hacerlo en la próxima ocasión.

Un saludo

Negociar implica llegar a un consenso en el que cada uno obtendrá lo que desea del otro y/o de la situación (esta es la parte que más te gusta seguro) y  cederá en función de las peticiones del otro (esta es la que más te costará).