QUIERO QUE MI HIJO SEA UN GENIO

Quiero que mi hijo sea un genio. Dicen algunos padres que depositan en sus pequeños expectativas poco realistas y muy estresantes. Existe cierta obsesión por conseguir que, como pasa con los dientes después de la ortodoncia, los hijos sean perfectos. Sin tener  en cuenta que cada aprendizaje tiene su tiempo y que adelantarse trae más dificultades que beneficios.

Es genial su capacidad de investigación, la creatividad para desarrollar juegos que duran horas, montar un drama para pasar a ríe a carcajadas en menos que “canta un gallo”. No se si vuestros hijos llegaran a ser genios pero son geniales.