UNA EXNOVIA ACOSA A MI HIJO

Los padres de Carlos creen que a su hijo le acosa su exnovia. Carlos tiene 15 años, en verano conoció a una chica que se convirtió en su primer amor. Pasados unos meses Carlos decidió dejar la relación y a partir de ese momento empezó a recibir mensajes, llamadas, fotos y notas de voz a cualquier hora del día y con demasiada frecuencia. Carlos está abrumado y asustado con esta actitud de su ex y decide comentarlo con sus padres.

Los padres de Carlos reciben la información con tranquilidad pero sin saber muy bien qué hacer. Carlos le ha pedido a su ex en diversas ocasiones que le deje en paz. Con muy buenas formas, le ha dicho que no quiere mantener ninguna relación con ella, que se ha terminado la relación, pero los mensajes tras esta conversación, han aumentado.

 

1.EN LA ADOLESCENCIA

Se destapan actitudes frente a las relaciones de pareja como la de la chica descrita anteriormente. A veces, una personalidad previa lleva a convertir relaciones en obsesiones. Otras no entienden el NO. En otras ocasiones, tener poca tolerancia a la frustración, lleva a la persona a fijarse como único objetivo estar permanentemente presente en la vida del otro y la presión que ejercen sobre el otro, retroalimenta seguir actuando de la misma manera. La exnovia de Carlos, cumple criterios para este perfil de persona.

Independientemente de por qué lo hacen, la persona que se convierte en objeto de su obsesión puede tomar medidas para que la persecución termine.

 

2.LOS PADRES DE CARLOS DECIDEN:

  • Reforzar a su hijo que se lo haya contado
  • No responder a ninguna de las provocaciones que la exnovia lleve a cabo.
  • Pedirle que bloquee a la exnovia en todas sus redes sociales, whatsapp etc. Esto provocará su enfado e incluso incrementará el número de llamadas de atención al principio, pero será la actitud a mantener a partir de este momento.
  • Si es posible, cambia de móvil y durante un tiempo facilita el número solo a la gente de confianza pidiéndoles que no se lo den a nadie.
  • Intentar quedar con amigos que no sean comunes para evitar situaciones incomodas en posibles encuentros.
  • Habla con los de alrededor. En este caso, sus padres pueden comentar a los de la exnovia el comportamiento de la chica. Sin juzgarlo, ni asustarles, simplemente a modo de información. En la inmensa mayoría de los casos los padres no conocen todas las actuaciones de sus hijos y recibir información de fuera, les pone alerta para tomar medidas (incluidas las terapéuticas). Si la actitud de los padres fuese defensiva u ofensiva: entenderemos el origen del comportamiento de la chica.
  • Guardar los mensajes de la chica, por si la obsesión fuese a más y hubiera que pensar en evidenciar su actitud.

En general, este tipo de actitud obsesiva suelen desaparecer cuando no se les da respuesta. Pero el proceso para el que lo sufre, hasta que desaparece, genera mucha ansiedad.

Author: admin

Share This Post On

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This